Viagra

La Viagra es un medicamento prescrito para el tratamiento de la disfunción eréctil en los hombres con impotencia sexual y el cual contiene sildenafil en dosis de 25, 50 o 100 mg.

Indicaciones

Este fármaco se utiliza para el tratamiento de la disfunción eréctil en etapas tanto incipientes como avanzadas. Por su parte, la disfunción eréctil puede deberse a cualquier de los factores descritos a continuación:

  • Estrés crónico y nervioso;
  • Exceso de trabajo físico;
  • Deficiencia de nutrientes y oligoelementos en la dieta;
  • Problemas o trastornos psicológicos, falta de confianza en uno mismo y temor a mantener relaciones sexuales con una nueva pareja;
  • Trastornos hormonales en el cuerpo como la falta de testosterona;
  • Enfermedades del sistema reproductivo (uretritis, prostatitis, adenoma de próstata);
  • Estilo de vida sedentario;
  • Diabetes mellitus u otras patologías endocrinas;
  • La combinación de varios factores.

La Viagra genérica es útil tanto en hombres jóvenes como pacientes ancianos sanos que deseen mejorar su vida sexual

Dosis y administración

El medicamento se toma por vía oral y para la mayoría de los pacientes, se recomienda una dosis de aproximadamente 50 mg al menos 1 hora antes de la actividad sexual. Dicha dosis podrá verse incrementada hasta los 100 mg o bien reducida hasta los 25 mg. Por su parte, la dosis máxima recomendada es de 100 mg y la frecuencia máxima recomendada es de 1 vez por día.

Contraindicaciones

  • Queda totalmente desaconsejado su uso en pacientes que tomen de forma continua o intermitente compuestos donadores de óxido nítrico, nitratos orgánicos o nitritos en cualquiera de sus presentaciones ya que el sildenafil aumenta el efecto hipotensor de los nitratos; Del mismo modo, se desaconseja su uso simultáneo con otros agentes o fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil (no se ha estudiado la seguridad y eficacia de la terapia combinada);
  • Niños y adolescentes menores de 18 años o mujeres;
  • Hipersensibilidad al sildenafil o a cualquiera de los componentes del fármaco.

Se debe tener cuidado con el medicamento en caso de:

*Deformidad de la anatomía del pene (angulación, la fibrosis cavernosa o la enfermedad de Peyronie

  • En enfermedades que pueda predisponer a padecer priapismo (como anemia de células falciformes, mieloma múltiple, leucemia, trombocitopenia);
  • Enfermedades acompañadas de hemorragias;
  • Exacerbación de la úlcera péptica del estómago y el duodeno;
  • Retinitis pigmentosa hereditaria;
  • Insuficiencia cardíaca, angina inestable reciente e inferior a los 6 meses, accidente cerebrovascular, arritmias graves que pongan en peligro la vida del paciente, hipertensión arterial (presión arterial superior a 170/100 mm Hg) o hipotensión (presión arterial superior a 90/50 mm Hg).

Efectos secundarios

Si no se siguen las recomendaciones y se exceden las dosis recomendadas, pueden aparecer algunos o varios de los siguientes efectos secundarios:

  • Dolores de cabeza (cefaleas) y mareos;
  • Rubor facial;
  • Congestión nasal;
  • Lagrimeo y discapacidad visual a corto plazo;
  • Reacciones alérgicas (sarpullido en la piel, picazón, hinchazón y enrojecimiento);
  • Calambres;
  • Aumento de la frecuencia cardíaca, incremento o disminución de la presión arterial, desmayos;
  • Náuseas y vómitos, hinchazón y dolor abdominal u otras reacciones del aparato digestivo.

Algunos de los efectos secundarios desaparecen por sí solos tras una hora (como por ejemplo, la taquicardia o el enrojecimiento facial), mientras que otros pueden requerir un tratamiento, suspensión y/o consulta con un médico de atención primaria.

Beneficios

Entre laos beneficios de la Viagra, se pueden citar las siguientes:

  • Efecto garantizado y erección firme y duradera, la cual no desaparecerá al cambiar de posición durante el sexo.
  • La erección se da únicamente en presencia de estimulación o atracción sexual por la pareja.
  • Reacciones adversas mínimas, composición segura.
  • Los comprimidos son perfectos en hombres sanos.
  • Se puede ajustar la dosis en función de las circunstancias personales del paciente y enfermedades crónicas.
  • Aumenta la sensibilidad de las zonas erógenas, provocando un fuerte y prolongado orgasmo.
  • Mayor resistencia física en la cama y la capacidad de mantener relaciones sexuales varias veces a lo largo del día.
  • Falta de adicción al medicamento y en consecuencia, la posibilidad de suspender el tratamiento en cualquier momento.
  • Los pacientes con diabetes y prostatitis pueden consumirla.
  • Asequible
  • Efecto duradero durante 6 horas.
  • Eficacia en la vejez.
  • Compatibilidad con la mayoría de los medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas.